Nadie quiere ver tu pene: Una guía para manejar tu nueva riqueza e influencia

Si lees esto, ¡felicitaciones! Su duro trabajo y dedicación han merecido la pena, y por último consiguieron llegar a la cima de su campo respectivo. Estableces un propósito, te lo planteas, y acá estás, listo para enfrentar cualquier cosa que se te cruce en el camino. Acá existen muchos años de éxito progresivo.

Con eso en psique, un recordatorio veloz ya antes de continuar:

Absolutamente nadie desea verte tu pene.

Con seriedad. Absolutamente nadie.

¿Es esto una generalización radical? Naturalmente. En verdad, probablemente haya alguien en este planeta orate que disfrute el acceso a su pene (si bien sea más como un medio para un fin que el hecho de sentarse y admirarlo como un Renoir o bien algo de este modo) en ocasiones. No obstante, en este contexto particular, respecto a la situación de poder que ocupa ahora, le resulta conveniente a (y asimismo a todos y cada uno de los que trabajan con ) proseguir adelante y operar bajo la suposición de que absolutamente nadie en su totalidad El planeta desea ver tu imbécil pene.

Es posible que no lo haya sentido a lo largo de su ascenso a la cima, mas su activa con otras personas en su campo ha experimentado un cambio significativo. Si es contador, comunicador de T.V. o bien comediante, ahora se halla en una situación de poder tremenda, y emulando el dicho inmortal, con gran poder viene la enorme responsablidad de no sacar su dick GD toda vez que se sienta mal. agrada.

Solo tenga en psique ese consejo simple y va a estar en camino. Ya antes de irnos, una breve sesión de preguntas y contestaciones para resumir sobre lo que terminamos de analizar:

Me agradaría tener relaciones íntimas con mi compañero, mas no me enseña exactamente el mismo nivel de interés. ¿Debo sacar mi pene, dulcificar el trato un tanto?

No, claramente no deberías hacer eso. Sacar el pene sin ningún género de estímulo no es solo un factor definitivo, sino literalmente jamás ha sido un factor conforme. Absolutamente nadie se ha alegrado de haber visto el pene de alguien en retrospectiva. “No tenía ningún interés en él en lo más mínimo, mas cuando me logró solo, cerró la puerta y sacó su pene, estaba como ‘Guau, que se ve realmente bien, hagamos esto'” es una aseveración que jamás se ha pronunciado en el historia de la humanidad El tuyo no va a ser el pene que acabe esa ráfaga.

Acabo de contar un chiste que hace referencia a un personaje de T.V. digno de mencionarse de los noventa. Un interno se rió y afirmó que estaba muy jocoso. Es hora de sacar mi polla?

Antes de nada, felicitaciones por la gracieta. Seguidamente, no, no es hora de sacar tu polla. Reírse de una gracieta que afirmó, en sí, no es una señal de que alguien con quien trabaje desee ver su pene. No supongas que lo es.

Mi nueva situación viene con mi asistente personal. ¿En qué momento le muestro mi polla, inmediatamente?

¿Qué tal jamás? Quizá solo, bien sabes, ¿jamás le muestres tu pene? Sí, vamos con jamás.

¿Qué sucede si no deseo que lo toque, solo siéntate ahí y mírame tocarlo?
Bueno, eso es diferente. Es broma, realmente no es para nada diferente. La contestación es que jamás, pues absolutamente nadie desea ver tu pene.